Los materiales y procedimientos de eficacia probada constituyen la clave del éxito del trabajo prostodóncico. Dos de ellos son el yeso superduro BegoStone y el paralelómetro de precisión Paraflex.